Servicios al emprendedor

Muchas Luces puede ayudarte en tu proyecto en las distintas fases en las que se encuentre. Aportamos experiencia y metodología a tu proyecto.

Distinguimos 4 fases en las que podemos aportar luz:

Fase 0: Conceptualización del negocio: Esta es la fase en la que nos ponemos a pensar contigo. Este es un paso que muchos se saltan, pero que es el primer paso para diseñar el Plan de Negocio: Pensar en cual es el objetivo de nuestro negocio, cual es la misión, visión y valores, quien es nuestro cliente, la propuesta de valor y hasta 11 puntos más, van a poner las bases sólidas de tu negocio. Sin este paso, no tendrás una dirección clara a la que dirigirte y tendrás más difícil llegar a tu objetivo.En esta fase, nos ponemos a pensar contigo, y para ello utilizamos algunas técnicas de Design Thinking que te ayudarán a darle dimensión a tu proyecto.

Fase 1: Ejecución de la idea. Diseño del MVP ( Mínimo Producto Viable) Muchos emprendedores cometen el error de querer  diseñar el producto perfecto para ponerlo en el mercado. En emprendimiento hay un lema fundamental ” prueba pronto, fracasa barato” . Este es el momento en que nos centramos en crear la mínima expresión del producto o servicio para su rápida puesta en el mercado. Se trata de conocer la reacción del mercado frente a este nuevo producto o servicio  y conocer su acogida.

Fase 2: Planificación de economía y finanzas Monetización Uno de los pilares fundamentales de cualquier proyecto es planificar el uso de los recursos existentes. Todos los proyectos deben tener asignado un tiempo para conseguir unos hitos y un dinero aplicado a unos determinados objetivos. Planificar los recursos para conocer la viabilidad del proyecto es fundamental en la puesta en marcha del mismo

Fase 3: Acompañamiento En esta fase, las bases de la salida al mercado ya están puestas. Queda comenzar a desarrollar otras áreas  más profundas como el diseño de la marca, crear una estrategia de marketing, planificar el futuro económico de la empresa y crear estrategias de comercialización del producto o servicio.

Todas estas fases se van desarrollando de forma cíclica ya que el proyecto normalmente pivota ( cambia) y se va enfocando al mercado con más certeza, escuchando al cliente se va modificando el producto, y estudiando el mercado entendemos mejor la necesidad que estamos intentando satisfacer.

¿Necesitas ayuda? Nos encantaría conocer tu proyecto, por supuesto, sin compromiso.